Friday, April 20, 2018

BOLIVIA EJERCE PRESIÓN INTERNACIONAL PARA RECUPERAR SU CUALIDAD MARÍTIMA

La nación sudamericana de Bolivia y sus ciudadanos han buscado durante mucho tiempo recuperar el acceso costero al Océano Pacífico confiscado a Chile en el Tratado de Paz y Amistad de 1904 después de la Guerra del Pacífico, una disputa sobre tierras en disputa que abarcó a fines del siglo XIX. En el proceso, se creó una nueva frontera de 535 millas entre las naciones, y Bolivia perdió una asombrosa cantidad de 120,000 kilómetros cuadrados de tierra "rica en recursos naturales [,]" incluyendo unas 250 millas de costa. En las últimas semanas, Bolivia apeló a la Corte Internacional de La Haya para que falle a su favor y devuelva la tierra aún disputada a la nación.
Bajo el régimen del presidente Evo Morales, Bolivia ha desempeñado un papel mucho más importante en el escenario internacional que nunca: más allá de su llamamiento al IC para la resolución de la disputa fronteriza de Atacama, el país ha pedido a las Naciones Unidas que se reúna y debata las amenazas planteadas a la comunidad por el presidente estadounidense Donald Trump y su deseo de atacar a Siria. Además, mantiene relaciones sólidas con naciones como Alemania, Australia y Francia, así como con la Unión Europea, y fue sede del Rally Dakar en 2018.
Pero la cooperación internacional exitosa para Bolivia solo ha tenido lugar en los últimos años y viene después de generaciones de luchas económicas y dificultades de calidad de vida para su gente. Políticamente, el país apenas mantiene una relación con los Estados Unidos tras la expulsión del Embajador Philip Goldberg en 2008 y de la USAID en 2013. Como tal, la nación ha luchado para hacer oír su voz por naciones altamente desarrolladas fuera de las mencionadas anteriormente con un rico historia de cooperación. Sin embargo, la nación ha sido progresiva en su postura sobre la ciencia del clima y es defensora de la conservación y remediación ambiental, promoviendo la protección de la "Pachamama" - Madre Tierra - a través de su constitución.
Además, es tan importante abordar los efectos negativos frente a los resultados potencialmente positivos asociados con la devolución de la tierra a Bolivia o el mantenimiento del statu quo, principalmente porque los escenarios se relacionan con la relación diplomática entre las dos naciones debido a la crisis económica. impacto del camino elegido. Justo antes del anuncio de la presentación del CI, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, renunció cuando se hicieron públicas las grabaciones de su corrupción, dejando a la totalidad de la política peruana en un estado de cambio. Esto sin mencionar las ambiciones económicas e internacionales de la nación en los próximos meses.
Esto no solo podría retrasar las negociaciones entre las partes a través del CI, sino también posponerlas indefinidamente, mientras se ocupa de la petición de Bolivia al IC, Perú será dirigido por el presidente Martín Vizcarra hasta que se celebren las elecciones nuevamente en 2019. Y mientras " [c] muchos viandantes saludaron a Vizcarra cuando aterrizó en un vuelo comercial desde Toronto [,] "una multitud de peruanos salieron a las calles durante su juramentación en protesta por la corrupción y pidieron la remoción de todos los miembros del gobierno nacional".
Por otro lado, el presidente Morales -aunque frecuentemente criticado por sus inclinaciones públicas y privadas- ha sido uno de los pilares de la política boliviana desde su ascenso a la escena nacional como defensor de los productores de coca y ahora desea que su presidencia continúe hasta el infinito. Sin embargo, su lenguaje cáustico y su posición de línea dura contra el gobierno chileno y las personas a las que representa dificultarán las negociaciones.
Además, el presidente Morales ha sido un vocero boliviano en La Haya, como es el caso contra Chile por el acceso costero. Pero el líder de la nación socialista no debería ser comparado con el venezolano Nicholas Maduro. El perfil económico de Bolivia está más diversificado que el modelo venezolano centrado en el petróleo y el gas, e incluye la minería, el turismo, la agricultura y más junto con algunos de los principales productos básicos del mundo. La estructura económica boliviana se beneficiaría en gran medida de la devolución de la tierra en cuestión mediante la adición de pesquerías, puertos, centros turísticos, rutas de transporte marítimo y más.
Al devolver el acceso costero a Bolivia, Chile permitiría que un mayor número de investigadores, estudiantes y conservacionistas bolivianos estudiaran la rica biodiversidad de la región, como las tortugas marinas verdes y la "fauna marina bentónica de vida libre de Chile [ .] "Además, si la disputa costera chileno-boliviana se resuelve de manera amistosa, hay infinitas posibilidades de investigación colaborativa sobre las antiguas civilizaciones de Tiwanaku. Sin embargo, aparte de los gestos ceremoniales de los vecinos amigos, Bolivia necesita urgentemente el acceso costero y las dos naciones están lejos de ser una solución amistosa, pero un diálogo abierto es la única forma de que esto ocurra, cualquier decisión mediada será considerada desfavorablemente por una fiesta.
La tierra debería ser devuelta al pueblo boliviano, si no en su totalidad, en gran parte, ya que los pueblos indígenas de la nación disfrutaron de un acceso sin restricciones a la región durante generaciones antes del establecimiento de los gobiernos nacionales. Sin embargo, Bolivia ingresó a la Guerra del Pacífico por su propia voluntad y aceptó los términos del Tratado de Paz y Amistad de 1904. Además, con respecto a la cooperación económica, "Bolivia ha desaprovechado grandes oportunidades simplemente para fastidiar a Chile". Pero mucho ha cambiado en ambas naciones, y en todo el mundo, en los más de 100 años desde el final de la batalla y la disparidad económica entre los dos países se debe principalmente a los términos del alto el fuego.
La presencia del presidente Morales en las audiencias en el IC en La Haya podría dar como resultado dos resultados diametralmente opuestos: uno en el que las naciones pueden acordar mejorar el acuerdo de libre tránsito que ya está en vigencia u otro que ve la confrontación prolongado de manera indefinida, lo que quizás resulte en un mayor desacuerdo entre los dos, lo que lleva a un colapso del status quo. Los observadores han postulado que Chile "podría ofrecer a Bolivia un contrato de arrendamiento en un enclave sobre el cual retendría la soberanía", similar al antiguo acuerdo de China con Gran Bretaña sobre parte de Hong Kong. Pero ninguna solución sin soberanía satisfará a Bolivia ".
Para garantizar una resolución exitosa de la petición de Bolivia, ambos países deben llegar a acuerdos y concesiones. Este proceso puede incluir aranceles sobre productos bolivianos que Chile también produce para evitar el arbitraje, así como acuerdos de compra de energía para bajar los precios de la energía en Chile, mientras crea nuevos clientes para el gas natural boliviano. Existen innumerables rutas para la cooperación boliviano-chilena, en el futuro, y las negociaciones entre los dos en la Corte Internacional pueden proporcionar el escenario perfecto. Pero una cosa es cierta, y es que este desacuerdo no terminará rápida o fácilmente: se debe tener mucho cuidado, seguir adelante. Political Insights de EEUU (www.politicalinsights.org)





OLIGARQUÍAS CHILENAS TIENEN QUE SOLUCIONAR LA DEMANDA BOLIVIANA

Alfonso Ossandón Antiquera, comunicador y activista social chileno
“La guerra de cuarta generación, a partir de los medios de comunicación, en contra de la posición boliviana fue sin cuartel
¿Cómo evalúa su estadía en Bolivia?
Son tres semanas y vamos para la cuarta, entendiendo que esta oportunidad se ha ido afianzando y se han ido generando vínculos con organizaciones sociales que quieren tomar contacto con organizaciones chilenas. Eso va en la misma lógica del hermano presidente Evo Morales, en la cual hace un llamamiento a las organizaciones sociales para tomar la iniciativa de participar en este diálogo de pueblo a pueblo, que es lo central para enfrentar los problemas que tienen nuestros pueblos y también de un fallo que se viene (sobre la demanda marítima) para bien o mal, dependiendo de las posiciones.
Pero quienes estamos por una postura en pro de la verdad, de la justicia y subsanar una injusticia histórica de más de 100 años, creemos que los pueblos tienen ser los protagonistas de la fase pos La Haya también.
¿Cómo se encuentra en Bolivia?, ¿cuál es su futuro?
Voy a ser bien transparente. Tuve la posibilidad de entrar en una línea de privilegios y llegar con ciertos privilegios, porque tenía ciertos contactos con autoridades, pero finalmente me sometí y ése fue un compromiso con mi familia, con los principios que persigo en el sentido de no salirme de los protocolos, el recibimiento y acogida que tiene cualquier inmigrante.
Primero me acogió la Pastoral en la Casa del Refugiado, con las precariedades que tiene cualquier inmigrante, porque la situación económica para todos es difícil (…) y en ese aspecto creo que es un aprendizaje.
El compartir con algunas autoridades bolivianas me hacía más fácil, pero me conflictuaba y decidí respetar el debido proceso porque no quiero que el día de mañana, en un eventual cuestionamiento, se diga que no se cumplió con el debido proceso y por eso preferí apegarme a todos los protocolos, y en ese sentido fueron coherentes las declaraciones de algunas autoridades bolivianas. En líneas generales, el trámite ha dado buenos pasos.
Hay precariedades, pero también tenemos el coraje de enfrentar esta situación, como un enriquecimiento en el conocer la solidaridad.
Pero también me siento muy agradecido con el pueblo boliviano y con todas sus organizaciones sociales, que me han permitido vivir lo que se entiende como solidaridad de pueblo a pueblo. Frente a ello, lo único que queda es poder construir o echar raíces dentro de esta nueva patria que me acogió con tanto cariño.
¿Está tranquilo?
Hay dos formas de encarar esto: el trabajo de la coherencia sobre la base de los principios y a lo que nos persigue como bolivariano que lo siento y lo afirmé en todos los foros a los que asisto, y no es que haya cambiado de discurso, pero es importante porque me han atendido medios de comunicación que están en líneas completamente distintas, pero que en ese aspecto ha sido superado. Y estar acá y haber recibido en su más amplia acogida es lo que más agradezco.
Ahora, el tema laboral se va a subsanar; sin duda, hubo algunas ofertas, pero en esta etapa pasa a un segundo lugar porque ahora lo principal es lograr que la Conare (Comisión Nacional del Refugiado) tenga la disponibilidad de tener toda la documentación y los elementos para que fallara o tomara una determinación respecto a la solicitud de asilo político.
A pesar de la distancia, ¿coordina con las organizaciones sociales de su país?
Sin duda, nunca he perdido el contacto con quienes en un principio fueron los que me han apoyado y sobre todo cuando pasé la situación más difícil, y en eso debo ser agradecido con la Casa Bolívar de Chile, todos sus vínculos de trabajo y construcción de esta solidaridad y diálogo de pueblo a pueblo.
Entendiendo esta oportunidad que ha sido una decisión personal de llegar hasta acá (Bolivia) y poder solicitar el asilo.
Usted fue obligado a dejar su país por el hecho de entregar El libro del mar. ¿Qué hay en medio de todo esto?
Una cosa importante que se debe notar en el proceso es la guerra de cuarta generación que han propiciado los medios de comunicación chilenos en contra de la posición boliviana y que fue sin cuartel.
Esa campaña se centra fundamentalmente en la desinformación o la posverdad que se dilucidará en La Haya, que debiera ser con base en el hermanamiento de dos pueblos que salen unidos y se sientan ganadores.
Eso es una gran oportunidad para demostrarle al mundo que desde el sur del mundo, de América Latina, somos capaces de entendernos como hermanos y subsanar injusticias de más de un siglo.
¿Qué tareas concretas va a cumplir en Bolivia?
Lo importante es no perder el trabajo de los movimientos sociales, como la iniciática del Comité Cívico Pro La Paz, que ha tomado contacto con movimientos sociales vinculados a la solidaridad chileno-boliviana tanto en Santiago como en Valparaíso, que están enfocados en seguir el trabajo de socialización de la postura del Estado Plurinacional de Bolivia a través de El libro del mar.
El otro elemento importante es la solidaridad con organizaciones sociales de pueblos originarios con el pueblo mapuche, y de paso para hacer un llamado de atención a las autoridades chilenas y solicitar que tomen atención a la situación del machi Celestino Córdova (autoridad ancestral del pueblo mapuche), que lleva una cantidad de días en ayuno con el riesgo de su vida.
Al respecto, ¿usted cómo asume la lucha del pueblo mapuche y la de los pueblos del mundo?
Sin duda va en la lógica del hermanamiento que tiene el hermano Presidente (Evo Morales) respecto a un tema tan sensible como le ocurre hoy al pueblo mapuche, y por ese motivo es que dentro del proceso histórico que vivimos ambos países creemos que es la oportunidad de reencontrarnos con nuestra historia y la lucha por nuestras reivindicaciones, como lo hace en la actualidad mi pueblo, que denuncia el avasallamiento de la clase oligárquica de Chile. En ese proceso, el hermanamiento va mucho más lejos porque como hubo territorios usurpados al pueblo boliviano, también los hay con el pueblo mapuche, y las pruebas de ello son fehacientes. Por eso creo que hay una deuda con Bolivia y con el pueblo mapuche, y creo que estamos en un proceso de reivindicación todos los que nos sentimos parte de la lucha para restaurar el Abya Yala. 
¿Y ahora quién está a cargo de repartir El libro del mar en Chile?
Son compañeros y compañeras que justamente están propiciando este entendimiento entre nuestros pueblos y lo hacen pese a cualquier mala actitud del Estado chileno, pero sin amilanarse, sin dejarse pisotear porque en esto hay el principio de justicia que busca subsanar una injusticia que lleva más de 100 años, y no se puede seguir mintiendo respecto al proceso histórico que hemos vivido. Hay que dejar claro que son las oligarquías las responsables de esta situación y son éstas las que tienen que bajar sus máscaras para dar una solución a la demanda boliviana.





LAS DECLARACIONES DE CECILIA BOLOCCO CON QUE DE SEGURO DEJARÁ MUTE A EVO MORALES

El Periscopio de Chile (www.elperiscopio.cl)

La ex Miss Universo, Cecilia Bolocco, no tuvo filtro al referirse a la demanda marítima boliviana que se encuentra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y le mando un mensaje directo al Presidente de Bolivia, Evo Morales.
En una entrevista realizada por Bolocco hace dos semanas y que este jueves fue exhibida por Mucho Gusto. En un momento le mostraron la imagen del Mandatario del país altiplánico y ella afirmó “me ha decepcionado muchísimo porque él nació no teniendo mar”, agregando que “Hace 130 años que Bolivia ha estado sin mar, en realidad son excusas su postura en La Haya lo encuentro tremendo”.
En relación a la posibilidad de darme mar  indicó “con soberanía por ningún motivo, se ha hecho mucho por ayudar a Bolivia”.
Cabe mencionar, que la entrevista se realizó cuando hace algunos días se habían realizado los alegatos en el tribunal internacional,  y cuando Bolocco había reconocido que no entraría en la política pese a que en alguna oportunidad le habían ofrecido alguna candidatura senatorial.
En la oportunidad, la ex animadora también reconoció que ve la teleserie nocturna “Perdona Nuestros Pecados” y que le gustaría volver en algún minuto a la actuación. A su vez enfatizó que cortó las relaciones con los medios argentinos hace mucho tiempo y que no tiene ningún interés en darles una entrevista, pese a que se lo han pedido en reiteradas ocasiones.





ARQUITECTURA, ESE ARTE COTIDIANO QUE TAMBIÉN ENTRA EN CÁMARA

El festival ofrece una sección dedicada a documentales sobre diseño que analizan obras tan diversas como los Cholets de El Alto en Bolivia o la Casa Moriyama de Japón

La Nación de Argentina (www.lanacion.com.ar)
                                                  
La arquitectura es un arte con el que convivimos diariamente y al que, por la fuerza de la costumbre, solemos ignorar. Nuestra ciudad es una enorme exhibición gratuita y abierta a todos que pone a nuestra disposición obras maestras, aunque rara vez les prestamos la atención que dedicaríamos a un cuadro en un museo. Los documentales sobre arquitectura no solo sirven para mostrarnos trabajos arquitectónicos que están fuera de nuestro alcance, sino, también, para educar nuestra mirada, para desnaturalizar el paisaje urbano y para que así podamos ver, por primera vez, el arte que nos rodea.
En la más destacable de las selecciones que el Bafici reservó este año para su sección dedicada a la arquitectura, justamente, las palabras "arte" y "arquitectura" son puestas en disputa. Lo primero que se encarga de señalar uno de los arquitectos entrevistados en el documental Cholet (Isaac Niemand, 2017, con música de Moby), sobre la obra del ingeniero aymara Freddy Mamani, es que Mamani no concluyó la carrera de arquitectura y que su obra no puede considerarse tal cosa. Mamani es el constructor de los "cholets" del título. El juego de palabras es claro: los cholets son chalets para los cholos (el modo despectivo con el que los bolivianos blancos identifican a las personas de rasgos indígenas, aunque el término fue recuperado por esta comunidad). Aunque, en verdad, más que chalets son mansiones encargadas por la nueva burguesía aymara de la ciudad de El Alto, cuyo crecimiento se disparó tras la llegada al poder de Evo Morales.
Ya se sabe que, tradicionalmente, la alta cultura y el buen gusto son construcciones de clase: el buen gusto es el gusto de la clase alta y el "mal gusto", en consecuencia, será la apropiación de bienes culturales que la clase alta considera propios por clases inferiores. Esta dinámica, que el arte del siglo XX se encargó de desarmar, aun se verifica en las respuestas que recibe la obra de Mamani. Como su rasgo más notorio es la exuberancia en el color y en la ornamentación, los arquitectos entrevistados aquí no la llaman arquitectura sino "decoración" o "fachadismo". El prejuicio clasista que identifica la sobrecarga de brillos y adornos con la idea que tiene un pobre del lujo queda a la vuelta de la esquina. Al mismo tiempo, es difícil dejar de pensar que la intención de mostrar el ascenso social está presente en estas construcciones.
En una ciudad de migrantes pobres, formada por construcciones monócromas de ladrillos sin revoque, los cholets de Mamani parecen arquitectura de otro mundo. Son edificios de cuatro pisos ornamentados con las formas geométricas y los colores de los telares aymaras que, al ser volcados sobre las tres dimensiones de un salón, producen un efecto psicodélico, una especie de rococó pop, mezcla delirante de un casino de Donald Trump (a escala pequeña) con un palacio de cuento de hadas hecho de golosinas. Los cholets están coronados por un chalet en el último piso, donde viven los propietarios para que siempre les dé el sol. En el resto de los pisos hay habitaciones de alquiler y, sobre todo, salones de fiesta para las nutridas celebraciones del calendario aymara. Es decir que los cholets son, a la vez, unidades de vivienda y de apoyo a la economía familiar.
Freddy Mamani afirma que la suya es una arquitectura que se rebela contra el saber blanco y es producto de la identidad aymara. Los arquitectos blancos consultados, sin embargo, no ven en sus formas casi nada de las tradicionales construcciones aborígenes. "Nada en El Alto es puro", señala uno de los especialistas. La identidad que reflejan las obras de Mamani, en todo caso, es pura mezcla, como suelen ser las identidades actuales, y dado que no puede ser fácilmente incorporada a una tradición ya reivindicada por la academia, resulta inquietante y subversiva.
Otra forma de subversión de la arquitectura se muestra en Moriyama-San (Ila Beka y Luise Lemoine, 2017), película que registra la vida cotidiana de Yasuo Moriyama en su casa, construida en 2005 por Ryue Nishizawa, ganador del premio Pritzker (llamado "el Nobel de la arquitectura") cinco años después.
La casa de Moriyama-San es una deconstrucción radical de la unidad multifamiliar, un espacio que desarma una oposición tan elemental para la arquitectura como la de interior y exterior. Se trata de diez habitáculos cúbicos (Moriyama vive en cuatro y alquila el resto) dispuestos en un terreno que ocupa una esquina en el corazón de Tokio: los espacios entre estos son, al mismo tiempo jardín y pasillo, una zona indeterminada que es obviamente parte de la propiedad, pero a la vez no presenta ningún límite respecto del exterior; un transeúnte distraído podría atravesarla sin percibir que ingresó a un lugar privado. Los cubos dispersos en el terreno tienen grandes paneles vidriados, de modo que también cualquier pretensión de intimidad queda, al menos, cuestionada. El adentro y el afuera, lo público y lo privado se fusionan en este espacio anómalo.
Está claro que no cualquier persona podría vivir en una casa semejante, pero el señor Moriyama no es cualquier persona. Se trata de una suerte de artista diletante, fanático de la música noise, el free jazz y el cine de vanguardia, consumos culturales claramente afines al espacio que ocupa. La película no solo nos muestra los recovecos de su famosa casa, sino también de la personalidad excéntrica y cautivante de su dueño.
Tudo é projeto (Joana Mendes Da Rocha & Patricia Rubano, 2017) es un documental del subgénero personas-que-dicen-cosas-imporantes-frente-a-una-cámara. En efecto, se trata de una serie de entrevistas que la directora le hizo a su padre, el gran arquitecto brasileño Paulo Mendes da Rocha (ganador del premio Pritzker en 2006 y el arquitecto contemporáneo más importante del Brasil después de Oscar Niemeyer), a lo largo de casi una década, en las que el hombre desgrana sus ideas acerca de su obra, de la ciudad moderna, del Brasil, de la literatura, del género humano y de la vida en general.
Arquitecto de la escuela paulista liderada por el modernista Vilanova Artigas, Mendes da Rocha se preocupa especialmente por la generación de espacios públicos. "A todo espacio debe atribuírsele un valor, una dimensión pública", declaró. De este modo, aun en sus viviendas, dominan los espacios comunes, los cuartos no están clausurados por cerramientos, sino que son abiertos para permitir el contacto y la circulación.
La película no se agota en una entrevista y un homenaje al arquitecto, sino que también es un afectuoso retrato de la vida familiar. Una de las primeras obras que la cámara recorre es la Casa en Butanta, la imponente vivienda de hormigón armado que Mendes Da Rocha construyó para sí a fines de los años sesenta, siguiendo al pie de la letra su filosofía. Actualmente, está habitada por su hijo, quien, junto a la directora -su hermana-, recuerdan la influencia que el peculiar espacio tuvo sobre ambos en su infancia, dejando en claro que la arquitectura de los lugares que habitamos tiene un efecto concreto sobre nuestra calidad de vida.
Finalmente, Rabot (Christina Vandekerckhove, 2017) es algo distinto. Este documental transcurre en un grupo de torres ubicadas en el barrio popular de la ciudad de Gante, en Bélgica, que le da título. Sin embargo, el rol protagónico no recae sobre su poco atrayente arquitectura, sino sobre algunos de sus anónimos habitantes. Se trata del retrato de una docena de residentes de esas viviendas sociales que cuentan sus historias antes de partir hacia un destino incierto porque las torres serán demolidas. Aunque ningún relato domina sobre otro, no se trata de una historia coral, sino de un conjunto de soledades, de personas empobrecidas, de inmigrantes, de jubilados, de adictos que sobrellevan vidas difíciles hacia dentro de sus casas, tras puertas siempre cerradas. Acaso la contracara de la vida familiar cálidamente recordada en la casa de Mendes Da Rocha. Desde ese aspecto, esta película mostraría el otro lado del impacto de la arquitectura sobre la vida cotidiana.





20 MILLONES DE EUROS PARA LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LATAM

Recientemente tuvo lugar el taller de lanzamiento de los componentes de agua y energía de Euroclima+ en el centro de Formación de la Cooperación Española en Sta. Cruz de la Sierra (Bolivia). Tanto el componente de Energía Renovable y Eficiencia Energética como el de Gestión de Agua con una Perspectiva de Resiliencia Urbana cuentan para su ejecución con una dotación de 10 millones de euros cada uno.

PV Magazine de México (www.pv-magazine-latam.com)
                                                                         
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, ha sido la sede del Taller de Lanzamiento de dos componentes del programa EUROCLIMA+: “Energía Renovable y Eficiencia Energética” y “Gestión de Agua con una Perspectiva de Resiliencia urbana” que tuvo lugar del 10 al 12 de abril en el Centro de Formación de la Cooperación Española.
Esta actividad ha reunido a representantes de Gobierno, expertos en agua y expertos en energía de 18 países de América Latina para debatir con las agencias implementadoras de estos dos nuevos componentes (AECID y AFD) y representantes de la Comisión Europea las modalidades de ejecución de estos dos componentes y las prioridades de las iniciativas que potencialmente podrán financiarse en el marco del Programa.
Tanto el componente de Energía Renovable y Eficiencia Energética como el de Gestión de Agua con una Perspectiva de Resiliencia Urbana cuentan para su ejecución con una dotación de 10 millones de euros cada uno, financiados por la Comisión Europea y gestionados en conjunto por la Agencia Española de Cooperación (AECID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).
EUROCLIMA+ ofrece una amplia gama de servicios especializados orientados a la gobernanza climática y el financiamiento y asistencia técnica para la ejecución de proyectos con los países latinoamericanos en: bosques, biodiversidad y ecosistemas; gestión y reducción de riesgo de desastres; movilidad urbana; producción resiliente de alimentos; gestión del agua con una perspectiva de resiliencia urbana; y energía renovable y eficiencia energética.
El programa apoya en particular acciones climáticas que pueden ampliarse en toda la región. Además, presta atención específica para movilizar fondos climáticos y acceder a fuentes internacionales de financiamiento climático. Asimismo, fomenta la cooperación Sur-Sur a través de iniciativas multipaíses y regionales.
Los 7 componentes del Programa se llevan a cabo por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Expertise France, Fundación Internacional y para Iberoamericana de Administración y Políticas Públicas (FIAPP), la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ) y ONU Medio Ambiente.





CALVIN KLEIN ABRE LAS PUERTAS DE SU PRIMERA TIENDA EN BOLIVIA

Fashion Net Work de Argentina (www.ar.fashionnetwork.com)
                                                                                                           
La primera tienda de Calvin Klein en Bolivia ha abierto sus puertas este 18 de abril, en el primer nivel del centro comercial Ventura Mall de Santa Cruz de la Sierra. El local dispone de 157 metros y recoge sus colecciones de hombre y mujer.  
Con una decoración sofisticada y moderna, la nueva tienda tiene pisos enchapados en baldosas de gran formato color gris claro, paredes blancas y exhibidores verticales en madera negra brillante. La iluminación continua con sistema led bordea todo el perímetro de la tienda que cuenta con maniquíes suspendidos y mobiliarios blancos en los pasillos. 
Calvin Klein anunció su ingreso al mercado boliviano hace cerca de 6 meses. La enseña llega al país sudamericano de la mano Daher Representaciones, la división comercial del holding de la familia Daher que opera marcas como Mango y Celio en el país. 
Según el último reporte de PVH, grupo propietario de la marca, las ventas globales de Calvin Klein vieron un incremento del 22% durante 2017. En el mercado latino, la enseña americana gestiona presencia en Colombia, Perú, Ecuador y México, de la mano de socios locales y suma más de 30 locales en el sur del continente. 





REFORMAS EDUCATIVAS APUNTAN A SUPRIMIR EL PENSAMIENTO CRÍTICO EN AMÉRICA LATINA

Sputnik News de Rusia (www.mundo.sputniknews.com)
                                                                                
Las reformas educativas que emprendieron varios Gobiernos de la región se hacen a espalda de los involucrados, reducen los contenidos y materias que estimulan la creatividad y el pensamiento, y están orientadas a satisfacer las demandas económicas del mercado, más que las necesidades de los estudiantes.
A estas conclusiones generales arribaron docentes, estudiantes y profesionales de la educación de varios países de Latinoamérica como Chile, Ecuador, Brasil y Argentina, entre otros, convocados este 11 de abril a participar del seminario virtual '¿Hacia dónde caminan las reformas educativas en América Latina y el Caribe?'
La actividad fue organizada por la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación, cuya coordinadora, Camila Croso, advirtió a Sputnik que "lo que estamos viviendo es gravísimo, porque es una vuelta radical" a los lineamientos que se impulsaron durante los años 90 del siglo pasado.
En este sentido dijo que la nueva arremetida contra la universalización educativa y el fortalecimiento del sector público es "mucho más profunda" que entonces porque se desarrolla "en medio de crisis democrática total en la región. Este es un momento sumamente complejo luego de un respiro que tuvimos con gobiernos progresistas".
Croso puso como ejemplos positivos lo hecho durante ese tiempo por Bolivia y Ecuador para robustecer al sector público. Sin embargo remarcó que incluso en ese momento había fuertes resistencias y presiones a que se destinen mayores recursos a la educación.
Uno de los problemas fundamentales, señaló la experta, es la baja tasa de conclusión de la enseñanza secundaria, cerca de un 50%, incluso en algunos países donde el factor socioeconómico tiene menos peso, como en Uruguay y Costa Rica.  





JUAN MANUEL SANTOS, EL PRESIDENTE MÁS POPULAR EN AMÉRICA LATINA

En la encuesta Ipsos entre líderes de opinión de toda la región el presidente colombiano se mantiene con una favorabilidad cercana al 80%.

El Espectador de Colombia (www.elespectador.com)

Ya se sabe que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, no es popular en su país. No pasa del 20% en losm sondeos de favorabilidad. También se sabe que en el exterior, particularmente por su apuesta por la paz, tiene una gran reputación. Una nueva encuesta de Ipsos, entre los líderes de opinión de América Latina, resalta nuevamente esa paradoja, pues Santos es el mandatario más popular de la región para ese segmento.
El 79% de los líderes de opinión de la región, en efecto, tienen una opinión favorable del presidente Santos, seguido de cerca, con el 78%, por el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez.
Por encima del 70% se ubican también el presidente de Argentina}, Mauricio Macri (72%), el de Ecuador, Lenín Momerno (71%), y el presidente electo de Chile, Sebastián Piñera (71%).
La muestra no muestra cambios significativos respecto de la encuesta de hace un año, en la que Santos también se llevaba la mayor favorabilidad con el mismo 79%. Quien presenta el mayor salto favorable de un año a otro es el jefe de Estado ecuatoriano, Lenín Moreno, quien pasó del 52% al 72%. La mayor caída, curiosamente, la tuvo el renunciado presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski, quien alcanzó a ser medido por los días en que se realizó el trabajo de campo y pasó del 65% en 2017 al 46% en 2018, antes de su renuncia.
La favorabilidad más baja entre los líderes de opinión la tiene el presidente venezolano Nicolás Maduro (8%), seguido de Michel Temer de Brasil (28%) y Raúl Castro de Cuba (32%). Luego, con un 37% aparece Enrique Peña Nieto, presidente de México.
Al presentar sus resuoltados, Ipsos advierte que "las evaluaciones aquí reflejadas no son representativas de las sociedades latinoamericanas, sino que muestran la opinión de los ciudadanos más informados e influyentes en el desarrollo de la opinión pública: Líderes de opinión destacados que difunden regularmente sus puntos de vista en los medios de comunicación de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, y una muestra representativa de América Central y el Caribe".
En el propío caso del presidente Santos, esta distancia entre la opinión de los ciudadanos que muestran las encuestas de amplio alcance y la de los líderes de opinión en el país se hace evidente. Como se ve en esta gráfica que muestra la votación de Santos por países, incluso en Colombia, donde el presidente Santos no llega al 20% de favorabilidad en las encuiestas, los líderes de opinión lo ubican por encima del 70% de favorabilidad.
El 15% de los líderes de opinión tiene una opinión muy favorable, el 43% favorable y el 17% algo favorable.
La encuesta se realizó entre el 14 de febrero y el 21 de marzo de 2018, entre periodistas y líderes de opinión de 14 países latimnoamericanos.





SECUESTRARON MÁS DE $1.500.000 DE MERCADERÍA DE UN COLECTIVO Y UNA TRAFIC

Los vehículos, que circulaban en fila, se dirigían desde Bolivia con destino a la provincia de Santa Fe. No tenían facturas de la carga que transportaban.

El Liberal de Argentina (www.elliberal.com.ar)
                                                                                 
En el marco de los operativos de rutina que realizan a diario los efectivos de la Dirección General de Seguridad Vial se logró incautar un millonario cargamento de mercadería ilegal que estaba siendo ingresada al país.
El procedimiento se realizó en simultáneo en dos vehículos, cuando los efectivos de la Patrulla de Caminos -apostados sobre la Ruta 176 a la altura de la localidad de Las Delicias, departamento Pellegrini- detuvo la marcha de un colectivo Mercedes Benz y una Trafic.
Según revelaron las fuentes cercanas al operativo, el hecho se registró cerca de las 2.30 de la madrugada de ayer, cuando los uniformados advirtieron el paso de un micro de larga distancia, el cual tenía la inscripción de "Fátima Tours Súper Mix".
Allí los uniformados le pidieron al colectivero -identificado como Mario Ricardo Gainza, con domicilio en el provincia de Santa Fe- que se parara sobre la banquina. Al subir al rodado determinaron que en su interior había 38 pasajeros a bordo.
A simple vista se podía divisar que dentro del micro había gran cantidad de bolsas plásticas sin descripción con mercadería sin documentación, por lo que se procedió a identificar a todos los presentes para establecer, las pertenencias de cada uno.
Cargamento
Al abrir la bodega del rodado se encontró un importante número de bultos, los cuales también contenían en su interior mercadería (tipo tienda), por lo que se realizaron las correspondientes actas de infracción.
En simultáneo, los guardianes del orden detuvieron la marcha de un utilitario -Citroën Jumper, tipo Traffic, dominio LYJ 383- el cual era conducido por Andrés Mannini Pappalardo, quien reveló a la policía que venía junto con el colectivo desde Aguas Blancas, Bolivia. Los conductores -quienes viajaban uno tras otro- revelaron que tenían el mismo destino: la provincia de Santa Fe. Al requisar el segundo rodado, los uniformados establecieron que no había ocupantes y que éste solo era utilizado para la carga de la mercadería.
Ante el valor de la mercadería ilegal, los efectivos dieron intervención a sus pares de Gendarmería Nacional, quienes se comunicaron con el juez Federal -Dr. Guillermo Molinari- y tras su directiva decomisaron la mercadería.
Los efectivos revelaron que el cargamento estaría valuado en más de 1.500.000 pesos. Además los rodados también quedaron secuestrados.